Translate

viernes, 29 de abril de 2016

Es hora de decir adiós a esta guarida

 Han pasado casi dos años desde que escribí mi última entrada en el blog y en ese momento estaba pasando por un doloroso momento y no quise dar tantas explicaciones al respecto. Y como en ese entonces no me encontraba en condiciones para escribir una sola entrada habitual en el blog, pues ahí fue donde decidí anunciar esa "pausa indefinida" hasta que todo regresase a la normalidad y que todo haya sido agua pasada.
 No fue así.
 En septiembre la pesadilla se había acabado y todo había vuelto a su cauce normal. Salvo por un par de cosas y una de ellas, que es la que me concierne ahora mismo, fue en mi no retorno al blog. Admito que he intentado escribir una entrada de regreso a la bloggosfera, pero, sinceramente, cada vez que entraba siempre terminaba sintiendo un ambiente triste en mi propio blog que al final decidía posponer la entrada para otro día.
 Así fue durante los últimos meses del 2014.
 Para el 2015 no quise regresar. El blog, de alguna manera, me traía malos recuerdos y para entonces, aprovechando que había abandonado la UBA hace tiempo, quería todo ese año para meditar sobre el futuro sin tener que caer en la tristeza o en la desesperación. Tampoco quería pasar otro año lleno de malos momentos como me pasó en el 2014.
 Y ahora, en este 2016, las cosas cambiaron bastante.
 Volví a estudiar. Ya casi se cumplirán tres semanas desde que empecé en la Universidad de Arte y la carrera que estoy estudiando es fabuloso. Retome los escritos, aunque sea de a poco, que había abandonado hace dos años. Empecé a escribir las reseñas en mi cuenta de Goodreads para continuar dando mi opinión sobre mis lecturas. Continuaba leyendo. Todo parecía volver a la normalidad habitual. Excepto una cosa: el blog.
 En los primeros días del 2016, por primera vez dentro de ese lapso de tiempo ausente en la bloggosfera, sentí deseos de regresar al blog. No me bastaba con escribir los reviews en Goodreads y necesitaba expresarme más a mis anchas en un espacio propio. Por lo que en estos últimos meses estuvo viendo, mientras hacia todos los tramites de la universidad y hacía mi vida normal, como iba a regresar a la bloggosfera.
 Pensaba en volver a escribir en este blog, por donde todo comenzó; pero me di cuenta que si escribía aquí mi regreso sería como si fuera un regreso común y corriente, como si este largo tiempo hubiera sido tan corto. Y no lo siento así. Además, veía el blog y me di cuenta del desastre que se había convertido. Lo que veía no era lo que tenía en mente en un principio cuando di mis primeros paseos en blogger. Creo que hubo un momento en que todo se me subió a la cabeza con eso de las editoriales, del reconocimiento y un largo etcétera de cosas que no me acuerdo ahora mismo y mi blog se desvió.
 A todo esto, decidí que iba a regresar a la bloggosfera... Pero no en la La guarida de Ulrica.
 Decidí empezar de nuevo, desde cero, en otro espacio del cual deseo que no termine desviándose como me pasó con este blog. Quiero hablar de libros, de manga y de alguna cosa de otra en mi propio espacio personal a mis anchas y sin la intención de que se me suban las nubes en la cabeza.
 Por eso empecé a crear el nuevo blog de a poco. Casi lo tengo terminado de no ser por un inconveniente de último momento por el nombre del blog; del cual decidí cambiarlo por motivos personales. Calculo que para el mes de mayo ya estaría activo el blog y dando sus primeros pasos.
 En cuanto a este blog es momento de decirle adiós. Fueron unos tres años desastrosos, divertidos y locos en manejar esta Guarida. He conocido personas y blogs que valen la pena seguir. Sinceramente, no sé como estarán las cosas en la bloggosfera pero me imagino que habrá cambiado tanto (y espero que no para mal).  Reconozco que no he sido una persona tan organizada y prolija a la hora de escribir las entradas y publicarlas. Hay que reconocerlo: era un completo desastre. Pero aún así me divertí mucho en escribir en mi Guarida.
 En cuanto al otro blog (sin "nombre oficial" todavía), si quieren conocerlo o seguirme desde ahí, solo diré que estén atentos a mis publicaciones de Twitter o en la página de Facebook (que seguramente voy a terminar cerrándolo al poco tiempo que empiece con el otro blog), que ambos sitios publicaré oficialmente el link del blog.
 En cuanto La guarida de Ulrica or el momento lo voy a seguir conservándolo pero más adelante seguramente voy a terminar borrando el sitio. Les doy gracias a todos a los que siguieron mi blog y me acompañaron desde un principio a pesar de todos los desastres ocasionados por esta servidora a la hora de publicar entradas y hacer malabarismos por doquier.
 Ahora si es momento de decir "Adios" a la Guarida, decir "Hola" en mi nuevo espacio y decir "Hola de nuevo" a toda la bloggosfera.
 Hasta siempre, La Guarida de Ulrica.

martes, 19 de agosto de 2014

Resurjo solo para decir...

 Estoy bien.
 Yo me encuentro bien.
 Él no.
 Mi amigo no está bien.
 Hace tres semanas supe que él no se encontraba bien. No quiero dar explicaciones totalmente específicas, mucho menos dar nombres, lo único que puedo decirles es que enterarme de que un amigo mío lo han internado a un hospital y que no podré verle por un largo tiempo me ha dejado completamente destrozada. Seguramente a tal punto en que mis ganas de escribir se hicieron muy nulas durante las dos semanas que siguieron.
 Ahora me encuentro bien pero en el fondo muy preocupada por mi amigo. No puedo verlo porque un maldito océano nos distancia por muchos kilómetros y, económicamente hablando, no tengo plata suficiente para comprarme un pasaje de avión.
 Que mierda.
 Seguramente para los que leen esta entrada seguramente se esperaban que volviese con una reseña o con una de mis entradas semanales después de muchas semanas ausentes a causa del mundial del futbol y de mi prima. Pero la verdad es que no estoy con las ganas de retomar con el blog.
 Tengo vida más allá de la red y la verdad es que necesito realmente un descanso para despejar mi mente, de no estresarme y, principalmente, para no estar llenándome de remordimientos.
 Probablemente retome el blog para los últimos días de septiembre o a principios de octubre. Pero espero que para ese entonces me encuentre mejor y que esté REALMENTE bien.
 En fin, si llegaron hasta aquí les doy las gracias por bancarme en todas las ocasiones que me he ausentado y espero que me comprendan.




Hasta pronto.



miércoles, 2 de julio de 2014

Book Review: "Charlie and the Great Glass Elevator" de Roald Dahl





“Charlie and the Great Glass Elevator” de Roald Dahl

Saga: Charlie Bucket #2
Ilustración: Quentin Blake
Editorial: Puffin Books
N° de Páginas: 190
Precio: 106,00 $

Sinopsis
“Charlie Bucket has WON Willy Wonka´s chocolate factory and is on his way to take possession of it. In a great glass elevator! But when the elevator makes a fearful whooshing noise, Charlie and his family find themselves in splendid orbit around the Earth. A daring adventure has begun, with the one and only Mr. Willy Wonka leading the way.”





Opinion (Sin Spoilers)
 Una de las cosas que no he sabido en años y que supe hasta el día de hoy es la existencia de la segunda parte de Charlie y la fábrica de chocolate que no es nada menos este libro. Charlie and the Great Glass Elevator, o mejor conocido en español como Charlie y el gran ascensor de cristal, es la continuación de las aventuras del pequeño Charlie Bucket después de su aventura en la fábrica de chocolate del señor Willy Wonka.
 Una pequeña advertencia a todos los que se les ocurra leerlo antes que su antecesora: la historia de este libro transcurre JUSTO después de los sucesos del libro anterior, por lo que les recomiendo encarecidamente que, antes de leer Charlie and the Great Glass Elevator (Charlie y el gran ascensor de cristal), lean primero Charlie and the Chocolate Factory (Charlie y la fábrica de chocolate). Quedan advertidos.
 La trama de esta segunda parte es realmente más hilarante que la primera. Es decir, ¿quién iba a pensar que Charlie, Willy Wonka y toda la familia Bucket termina yendo, de manera accidentada, al espacio exterior gracias al gran ascensor de cristal? Bueno, ya me imaginaba que ALGO iba a suceder con el ascensor de cristal… ¡PERO NO UN VIAJE AL ESPACIO EXTERIOR! ¡Por todos los cielos! Encima, por si fuera poco, terminan yendo a un hotel espacial y dentro de todo esto termina involucrado el presidente de Estados Unidos, Lancelot R. Gilligrass, su vicepresidente, la señora Tibbs (que anteriormente fue su nana… Osea… What?!), toda la casa blanca, el país entero e incluso el gato del presidente norteamericano, Mrs. Taubsypuss. Y si eso no bastaba tenemos la participación de los Vermicious Knids. ¿Y que son esos Vermicious Knids? Son marcianos con forma de huevo y que tienen pinta de ser papa molida.


Los famosos Vermicious Knids (no es exactamente la ilustración que
aparece en el libro pero esta cerca de serlo).
 Ósea… Really?

 Y yo me pregunto cómo es que Dahl se le haya ocurrido algo como esto. Ni hablar de la sucede en la segunda mitad del libro que ahí la trama cambia a un giro de 180° gracias al cielo, aunque de todos modos no deja de ser tan irreal.
 Los personajes siguen siendo los mismos de siempre, exceptuando las apariciones estatales del presidente Gilligrass, su ex nana, toda la casa blanca y demás. Por lo menos conocemos un poco más a la familia de Charlie (especialmente a los abuelos Georgina, George y Josephine que darán mucho juego durante todo el libro) y veremos a un excéntrico Willy Wonka audaz, valiente, bromista (del cual me ha dejado a cuadros con la jugarreta que hizo en su viaje al espacio exterior) y varias facetas más que no he visto en el primer libro. ¡Oh! Y no nos olvidemos de los queridos Oompa-Loompas que no por nada son tan esenciales en el libro al igual que sus canciones.
 Por último, mención especial al ilustrador Quentin Blake que ha hecho en esplendido trabajo con sus ilustraciones: sencillos y bien caracterizados. Sé que este hombre ha ilustrado casi todos los libros de Dahl (menos uno que en este momento no me acuerdo precisamente del título), así que seguramente no será la última vez que vea sus ilustraciones en un libro de Dahl. No, señor.
 Solo me resta decir que si quieren embarcarse a las andanzas del pequeño Charlie y Willy Wonka y leer Charlie y la fábrica de chocolate no les bastó…
 ¡Pues atrévanse a leer este libro y aventúrense con el gran ascensor de cristal!




Puntuación: 4,5

jueves, 26 de junio de 2014

Reseña: "Las normas de la pasión" de Kathryn Caskie

“Las normas de la pasión” de Kathryn Caskie

Saga: Hermanas Featherton #3
Editorial: Books4pocket
N° de Páginas: 315
Precio: 69,00 $

Sinopsis
 “<<Para completar mi guía, que salvará a jóvenes damas de sufrir a manos de desalmados seductores… tengo que ofrecerme a mí misma como cebo>>. Meredith se ha consagrado en cuerpo y alma a la tarea de evitar que las jóvenes inglesas vean arruinada su reputación por aventureros de alcoba, libertinos sin escrúpulos, como el que le perdió ella misma. Para ello está terminando un libro, una guía práctica para identificarlos y defenderse de ellos. Pero para completarla, ha de estudiar de cerca al más famoso seductor de Londres, Alexander Lamont. Según se comenta, Lamont se ha reformado y ahora es un perfecto caballero pero, para Meredith, los seductores arrepentidos no existen… Y no hay mejor forma de comprobarlo que ponerlo a prueba con sus propias dotes de seducción femenina. Pero cuando se encuentre a solas con Alexander ¿Será capaz de seguir sus propios consejos?”




Opinión (Sin spoilers)
 Nunca aprendo cuando debo empezar desde el principio de una saga que pertenece al género RA y me ha vuelto a pasar con este libro. Kathryn Caskie es una de las tantas autoras que le doy una oportunidad a la hora de probar con nuevas lecturas dentro del género RA y  que lamentablemente haya comenzado con un libro perteneciente a una saga, del cual desconocía, sin siquiera ser el primero.
 Pese al mal comienzo que di a la hora de elegir un libro suyo, debo reconocer que Caskie me ha sorprendido.
 Me encontré con una historia bien entretenida, sin demasiadas dosis de drama y con un buen toque de humor. Tenía una trama que desde un principio la autora podía haberlo llevado de otra manera y haberle sacado provecho; sin embargo, parece que no lo supo aprovecharlo del todo y aún así nos deleito con una historia bastante entretenida con algunos giros sorpresa que hacían cambiar la historia repentinamente. Lo único que no me ha convencido es una de las resoluciones que da la autora sobre un personaje que terminé detestando desde el principio de la novela. Me hubiera gustado que tuviese su merecido después del daño que le ha proporcionado a Meredith, pero al menos le han dado su merecido.

 “Si Meredith podía ahorrar a una sola mujer todo el dolor de que se compadecieran de ella, de que se sintiera marginada, toda su escandalosa labor de documentación habría valido la pena.”

Las normas de la pasión, página 31

 Los personajes se destacaban bastante más por su personalidad que otra cosa. Los protagonistas, Meredith y Alexander, son la clase de personajes intrépidos que harían lo que fuera con tal de cumplir con sus deseos. Aunque reconozco que, entre ellos dos, me haya fastidiado un poco que Meredith la manipulasen a veces, durante toda la novela, a causa de las acciones de otros. También admito que me encantó Alexander desde un principio. En serio me sorprendió que desde el primer momento se haya interesado en Meredith a penas la ve por primera vez y no actuado como un machista. Gracias al cielo que ambos no se me hicieran tan insufribles. MENOS MAL.
 Pero no todo la novela recae en nuestros protagonistas. ¡Por supuesto que no! También me he encontrado una variedad de personajes tanto como divertidos como odiosos. Dentro del primer grupo están las hermanas Featherton, las dos tías abuelas de Meredith que ayudarán a su querida sobrina con todo, desde su guía hasta con su relación con Alexander (aunque esto último lo hacen a espaldas y sin consentimiento de Meredith). En cuanto al segundo grupo solo puedo destacar a Beth Augustine, una mujer que, desde un principio, odia a Meredith, por motivos de los cuales se desvelan tarde o temprano, y se la pasa lanzándole palabras venenosas que la hacían exasperarla. Al menos con esta mujer le han dado su merecido, pero me hubiera gustado verlo en grandes proporciones (del cual evidentemente no ha sido posible).

 “- ¿Qué tiene de malo mostrar decoro y modales?
- Nada, tesoro.
- ¿Quiere hacer el favor de dejar de llamarme <<tesoro>>?
- No. – Alexander la sujetó del brazo y la obligó a volverse para reanudar juntos su paseo por el sendero - . Déjenme terminar, por favor. El decoro y los modales no tienen nada de malo. Lo que critico es que modifique su forma de ser simplemente para complacer a otra persona.
- ¿Y usted cree que eso es lo que hago?
- No solamente lo creo, sino que estoy completamente convencido.”

Meredith Merriweather  & Alexander Lamont

 Por último, una cosa que quiero marcar y que no puedo pasarlo por alto así nomas, me chirrió bastante la traducción del libro. Sé que no es fácil traducir un libro, tampoco soy una especie de experta en traducción, pero algunas palabras que he leído me han desencajado y que no iba acorde con la historia. Después de esto, lo único que deseo es que la próxima vez mejoren un poco la traducción. En serio.
 Finalmente solo resta decir que si quieren leer una novela romántica que sea corta y sin muchas pretensiones de por medio, les recomiendo leer este libro. Pero si quieren empezar desde el primer libro de esta saga, ahí ustedes. En mi caso, espero volver a leer un libro de Katryn Caskie pronto para ver si esta autora termina encajando en mis estantes.



Puntuación: 3,5

jueves, 19 de junio de 2014

Reseña: "Del amor y otros demonios" de Gabriel García Márquez

“Del amor y otros demonios” de Gabriel García Márquez

Editorial: Debols!llo
N° de Páginas: 168
Precio: 69,00 $

Sinopsis
 “En 1949 el reportero Gabriel García Márquez cubrió el derribo del antiguo convento de Santa Clara. Durante el vaciado de las criptas funerarias, la sorpresa saltó al destapar la tercera hornacina del altar mayor: se desparramó una cabellera de color cobre, de veintidós metros y once centímetros de largo, perteneciente a una niña. <<Mi abuela me contaba de niño la leyenda de una marquesita de doce años cuya cabellera le arrastraba como una cola de novia, que había muerto del mal de rabia por el mordisco de un perro, y era venerada en los pueblos del Caribe por sus muchos milagros. La idea de que esa tumba pudiera ser suya fue mi noticia de aquel día y el origen de este libro. >>”




Opinión (Sin Spoilers)
 Seguramente todos habrán escuchado el nombre de Gabriel García Márquez una vez en la vida o les vienen en la cabeza alguna de sus novelas como Cien años de soledad, El amor en los tiempos del cólera, Crónica de una muerte anunciada y otras más de su autoría. En mi caso, antes de conseguir este libro, conocí la prosa de Márquez cuando me hicieron leer El relato de un naufrago hace unos siete u ocho años. Lo único que recuerdo de ese libro era que era una lectura pesada y que, para variar, me aburría en parte. Tal vez porque para ese entonces no estaba preparada para leer un libro de este autor (a pesar de que fue más bien una lectura obligatoria para una asignatura del colegio que otra cosa) o porque en  ese entonces tenía una relación amor y odio con los libros. Sea cual fuera la razón, no había vuelto a leer un libro suyo hasta que una amiga me recomendó uno de sus libros.
 ¿Cuál fue?
 El que precisamente estoy por hablarles en esta reseña.
 A simple vista es evidentemente que es un libro corto y seguramente pensarán que es una historia más del montón. ¿No? Pues les diré una cosa tan importante que espero que tengan en cuenta durante mucho tiempo: no es necesario que un libro tenga más de 200 o 300 páginas para que encontremos una gran historia. Y aquí la prueba viviente de ello: Del amor y otros demonios.
 Reconozco que tuve algo de miedo cuando agarré el libro y pensé que por alguna razón no me iba a gustar para nada. Pero resulta que me encontré con una historia tan atrapante que no dejas de leerla por un solo
momento.

 “Un perro cenizo con un lucero en la frente irrumpió en los vericuetos del mercado el primer domingo de diciembre, revolcó mesas de fritangas, desbarató tenderetes de indios y toldos de lotería, y de paso mordió a cuatro personas que se le atravesaron en el camino. Tres eran esclavos negros. La otra fue Sierva María de Todos los Ángeles, hija única del marqués de Casalduero, que había ido con una sirvienta mulata a comprar una ristra de cascabeles para la fiesta de sus doce años.”

Del amor y otros demonios, página 15

 Al terminar de leerlo, se me vinieron x palabras en mi mente y de las cuales definen sencillamente esta corta novela.
 Amargura. Desde un principio sabemos que la vida de todos los personajes no es de color rosa. Casi cada uno de los personajes carga con una amargura (y en parte de odio) en sus vidas que no hay manera de los quiten. Es decir, personajes como Bernarda o Josefa Miranda eran tan odiosas al punto que sus acciones eran crueles u otros como el marqués lleva una vida miserable desde el momento en que su propio padre prohíbe su amor con Dulce Olivia y tiene el único consuelo de tener a una hija como Sierva María, hasta el momento que supo que ella ha sido mordida por un perro, del cual le “transmitió” la rabia y ahí se desmorona buscando ayuda.
 Mágica. Lo más asombroso de todo es que hay mágica dentro de esta novela. En las escenas donde Sierva María realiza las extravagancias, sus actitudes ante las monjas del convento de Santa Claro y sus “episodios demoníacos” que son causados por la rabia. Podría decirse que eso formaba lo mágico de este libro. Pero voy a ser sincera: lo mágico ha sido y siempre será la esencia y el carácter dulce de Sierva María. Porque de todos los personajes, ella es la única que tiene ese aire inocente, alejado de todo lo amargo, y que, lamentablemente, termina sufriendo a pesar de todo.
 Cruda. Como dije antes, no todo es de color de rosa. La crudeza que tratan a la pobre Sierva María dentro del convento es cruel y sádica. Hubo momentos en que me hubiera gustado zarandear a todas esas personas que pensaron que la pobre niña estaba “poseída” por el demonio cuando en realidad no le sucedía nada y ni tenía una enfermedad. Jamás pensé que el exorcismo fuese tan duro e inhumano. Cuanto lamento que la pobre Sierva María haya tenido que pasar por ese horrible calvario (aunque más que calvario, parecía un extraño infierno donde las que mandaban eran las monjas y su líder era la abadesa, Josefa Miranda).
 Triste. Hay que reconocer que esta novela no nos dará un final feliz como todos piensan (a pesar que muy en el fondo deseaba que no fuera así y que las cosas terminasen de otro modo). Más no puedo decir y mucho menos agregar.

 “No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad.”

Abrenuncio

 Esas palabras son los ingredientes que forman esta novela tan corta.
 Una historia tan mágicamente trágica como Del amor y otros demonios me dio la motivación para leer más libros de Gabriel García Márquez.



Puntuación: 4,5