Translate

jueves, 14 de abril de 2011

Reseña: "Orgullo y prejuicio" de Jane Austen


“Orgullo y prejuicio” de Jane Austen



Editorial: Debolsillo


N° de Páginas: 440


Precio: $ 49



Sinopsis


“Publicada originalmente en 1813, Orgullo y prejuicio es una de las obras maestras de la literatura inglesa de todos los tiempos. A lo largo de una trama que discurre con la precisión de un mecanismo de relojería, Jane Austen perfila una galería de personajes que conforman un perfecto y sutil retrato de época: Las peripecias de una dama empeñada en casar a sus hijas con el mejor partido de la región, los vaivenes sentimentales de las hermanas, el oportunismo de un clérigo adulador…


El tratamiento de los personajes y el análisis de las relaciones humanas sometidas a un rígido código de costumbres, elementos esenciales en la narrativa de la autora, alcanza en esta novela cotas de maestría insuperable”.



Opinión (Cuidado con spoilers)


Como la sinopsis no dice mucho de que trata “Orgullo y prejuicio”, pues les contaré más o menos de que trata el libro:


La historia comienza cuando los Bennet (La mujer y el marido) se enteran de la llegada de Charles Binlgey, un hombre de “buena fortuna”. Ahí, Mrs. Bennet tiene la esperanza de que alguna de sus cinco hijas pueda casarse con Mr.Bingley y evitar que caigan en la bancarrota en el momento en que Mr. Bennet muera.


Es por eso que los Bennet deciden ir a una fiesta pública en Maryton en donde ahí se encuentran con Charles Bingley y algunos conocidos como sus hermanas, Caroline Bingley y Louisa Hurst junto con su marido. Y también entre el grupo de este hombre, también se encuentra Fitzwilliam Darcy, un hombre que se lo conoce por muchos como el más orgulloso y que los desprecia de manera social.


Este último, conoce y se presenta de manera formal ante una de las hermanas Bennet: Elizabeth “Lizzy” Bennet, la segunda hija de la pareja y una chica que, a diferencia de sus hermanas, es mas lista y audaz. Sin embargo, luego de conocerla, le comenta a su amigo íntimo, Mr.Bingley, que no valía la pena bailar con ella si no es tan hermosa y ni merece llamar la atención.; Lo cual la termina hiriéndole su orgullo. De ahí entonces, Lizzy comienza a tener prejuicios sobre Mr.Darcy, tanto en su forma de ser como en sus acciones.


Bueno, hasta aquí narro la historia. Ahora mi opinión…



- Es muy raro. Supongo que se deberá a que no han tenido ocasión. Su madre debería haberlas llevado a la capital todas las primaveras para poder tener buenos maestros.


- Mi madre no se habría opuesto; pero mi padre odia Londres.


- ¿Las ha abandonado su institutriz?


- Nunca tuvimos institutriz.


- ¡Sin institutriz! ¿Cómo ha sido posible? ¡Cinco hijas educadas en casa, sin institutriz! Jamás oí nada semejante. Su madre ha debido de ser esclava de la educación de sus hijas.


Lizzy, con dificultad, reprimió una sonrisa al asegurarse que la cosa no había sido así.



Lady Catherine y Elizabeth Bennet



Sin duda, Jane Austen es una de las autoras más conocidas dentro de la literatura clásica inglesa. Nos muestra una variedad de personajes durante un cambio del siglo: Del XVIII al XIX. Tenemos desde una madre completamente maleducada y quejumbrosa que solo quiere ver a sus hijas casadas (Mrs. Bennet) hasta a un hombre clérigo pomposo y bufón que solo hace que nos caiga más pesado y con una manera cómica y que solo habla al principio de su patrona (William Collins).


¿Qué puedo decir ante un clásico?


Qué es una obra que realmente nos hizo ver que no todos los hombres son tan iguales en su manera de ser o que haya algunas chicas que piensan de manera racional. Lo bueno es que también tiene sus historias que contar, no solo la de Lizzy y Darcy, como el romance de Bingley y de Jane, la hermana mayor de Lizzy, o del misterio pasado de un oficial que está vinculado con Mr. Darcy.


Me ha dejado desconcertada en algunas partes (Cosa que prefiero ni mencionar porque sería spolier) y otras me han dejado boquiabierta de la sorpresa.


También debo admitir que algunos personajes me han llamado tanto la atención por su personalidad o su manera de ser dentro de la historia: Uno que puedo mencionar es Lizzy. Pero debo decir que no solo se destaca por ser bonita, como dice su padre, sino por su personalidad y su astucia (A diferencia de sus hermanas). Otro podría ser Darcy, que vemos como todo un orgulloso y un hombre despreciable pero por dentro guarda sus “verdaderas intenciones”.



La ira de Lizzy aumentaba por momentos, pero aun así trató de hablar con mesura al decir:


- Se equivoca usted, Mr. Darcy, si supone que lo que más me ha afectado ha sido la forma de su declaración, si piensa que me habría ahorrado el mal rato de rechazarlo si se hubiera conducido de modo más caballeroso.


Al escuchar esto, él la miro fijamente, pero abrió la boca, y así, ella prosiguió:


- No importa el modo en que me hubiese declarado su amor, siempre lo habría rechazado.



Elizabeth Bennet & Fitzwilliam Darcy



Y no me olvidaré mencionar de la cara de moda contraría a la de Darcy, Bingley, que al menos nos muestra como un hombre amable y extrovertido. Y también a dos de las hermanas Bennet: Jane, la hija mayor y la más hermosa de la familia pero también toda una chica tímida y reservada, o Lydia, la hija menor de la familia y la más alegre de las hermanas pero toda una imprudente, una cabezota y holgazana para seguir con sus caprichos frívolos.



Nota: Pero… Por si fuera poco, hubo películas y series basadas en el libro o parte del libro. Podría decirles varias pero si quien ver una de las adaptaciones, es mejor la del 2005 en donde actúan Keira Knigthley (Elizabeth Bennet) y Matthew Macfadyen (Fitzwilliam Darcy).



Continuando y a punto de finalizar, solo me queda decir lo siguiente:


Jane Austen, nos muestra una historia increíble con todo tipo de personajes, unos cuantos análisis del pensamiento de uno a su punto de vista y, también, romances de “adorno”, “bonitos” o “únicos” que valen la pena conocer y se quedaran con el buen gusto.

Para una obra como esta, realmente se merece está puntuación:




No hay comentarios:

Publicar un comentario