Translate

jueves, 28 de abril de 2011

Reseña: "Túneles" de Roderick Gordon & Brian Williams



“Túneles” de Roderick Gordon & Brian Williams





Editorial: Urano



Colección: Puck



N° de Páginas: 445



Precio: $ 79





Sinopsis



“Will tiene una afición muy extraña para un chico de catorce años: Pasa su tiempo excavando, buscando tesoros perdidos en las entrañas de la tierra. Así descubre que, bajo el mismo Londres, existen lugares desconocidos, túneles que no constan en ningún mapa y puertas olvidadas durante siglos. Pero… ¿Adónde llevan?



Cuando el padre de Will desaparece misteriosamente, el joven decide aventurarse en su búsqueda, desafiando la oscuridad y el temor a lo desconocido. Con la sola ayuda de su amigo Chester, se dirige hacia un mundo fascinante y a la vez aterrador, un mundo lleno de sorpresas, con sus propias leyes, extraños personajes… Y terribles amenazas.





Opinión (Cuidado con Spoilers)



Las historias ficticias y de fantasía no suelen aparecer mucho, especialmente cuando se tratan del mundo subterráneo como el que reseñare hoy: “Túneles”.





- ¿Dónde has encontrado todo esto? – Preguntó Will, dejando los folletos de coches, que volvieron a adoptar lentamente la curvatura de un tubo roto. Con cautela, Cal miró hacia la puerta de la habitación y se acercó un poco más a él.



- El tío Tam. – Dijo en voz baja. – Sale a menudo de la Colonia. Pero no se lo digas a nadie. Si se supiera, lo desterrarían. – Dudó y volvió a mirar a la puerta. – Incluso visita la Superficie.



- ¿De verdad? – Preguntó Will, escrutando con atención la cara de Cal. - ¿Y cuándo lo hace?



- Bastante a menudo. – Cal se lo dijo tan bajo que Will tuvo dificultades para entenderlo. – Canjea cosas que… - Titubeó, comprendiendo que se estaba pasando de la raya. - , cosas que encuentra.



Will y Cal





Una historia que comienza con un simple chico no tan normal, Will Burrows, que tiene un extraño pasatiempo muy diferente al de los chicos de su edad: Excavar y buscar tesoros perdidos en las entrañas de la tierra. Y no es el único que tiene ese pasatiempo, también su padre, el Doctor Burrows, un hombre que trabaja en el Museo de Highfield y especializado en arqueología, y Chester Rawls, su mejor y único amigo que lo comprende y comparte su misma fascinación.



Parece todo normal al principio, viendo cómo se desarrolla la vida de los personajes y presentándonos a la familia Burrows… Hasta que un día, el padre de Will ha desaparecido. Con la policía sin tener pistas y la aseguradora de seguro ocupándose de su familia, Will, junto con Chester, decide buscar a su padre aunque tenga que comenzar a buscar hoyos o… Cavar uno que está escondido cerca de casa.



“Túneles” es un libro que ha dado conocer como un fenómeno literario internacional y también un libro de fantasía y de aventura que uno puede quedar atrapado en su mundo.



Aunque, debo decir que los autores han logrado crear un mundo subterráneo y desconocido que ningún ser viviente se lo imaginaría. Teniendo sus propias costumbres, una variedad de criaturas que habitan más allá de su “civilización” e incluso tienen su propia creencia y religión. Y debo decir que como ocurre en muchos libros: “No todo es lo que parece o uno cree”.



Esto le pasa a nuestro protagonista, Will, el creía que su vida era en torno a su vida normal y corriente y su afición a la excavación y búsqueda de tesoros. Pero… ¿Quién iba a decir que su afición terminaría llevándolo a otro mundo que ni siquiera sabe de su existencia?



Y ahí entramos a muchos descubrimientos dentro de la Colonia, una ciudad que vive bajo las ordenes de los styx, seres que viven con comodidad y tienen mucho poder y con un objetivo que puede acabar con los de la Superficie, así los llaman a los seres humanos.



En cuanto a los personajes, debo decir que cada uno tiene su participación en la historia. Desde el protagonista hasta el que apenas se menciona en el libro. Aunque los que más me agradaron fueron Will y Cal, ambos se llevan tan bien a pesar de que sean de la misma sangre y apenas se conocen parte de la mitad del libro. Y también Tam, todo un personaje y va ser de mucha ayuda a la hora de entrar en acción.





- Y aquí… - Anunció el doctor Burrows, mientras Will se volvía a mirar el bulto, que parecía una vieja máquina de escribir con una larga palanca a un lado. – Tenemos un buen ejemplo de una antigua máquina de imprimir billetes. Un poco herrumbrosa, pero se puede limpiar.



- ¿Para llevarla a un museo?



- No, para ponerla en mi colección. – Contesto su padre.



Will y su padre, el Doctor Burrows





Pero la que más le tengo odio es a Rebecca Burrows, la hermanita de doce años de Will que es como la mini ama de casa de su familia, no es que me cayó mal desde el principio… Es solo que apenas aparece la historia, comencé a sospechar que ella no era una simple niña para que se ocupe de la casa en vez de la señora Burrows (Esta última parecía un zombie pegado a su querido televisor viendo todo el tiempo la serie de Urgencias). Y esta chica no será la única vez que la veremos esta trilogía.





Esperen… ¿Dije trilogía? Quise decir saga. Así es, la saga Túneles estará compuesta por seis libros. Este año saldrá en el extranjero el quinto libro, “Spiral”, y este año saldrá acá en la Argentina la cuarta parte, “Closer”.



Y para finalizar esta reseña solo os diré que… Túneles es un libro muy interesante y tiene una intrigante historia que nos aguarda secretos e incluso habrá tanta acción más adelante (Apenas en este primer tomo sería una introducción muy interesante y entretenida). Si uno le interesa el mundo subterráneo o la aventura… Pues “Túneles” es su libro y lo recomiendo bastante como para darle esta nota:











No hay comentarios:

Publicar un comentario