Translate

lunes, 23 de mayo de 2011

Reseña: "Lucy" de Patricia Suárez

“Lucy” de Patricia Suarez

Editorial: Plaza Janés (RHM)
N° de Páginas: 268
Precio: $ 59

Sinopsis
 “Lucy viaja a Italia a reconquistar a su marido, pero él se niega a volver con ella. De puro despecho, conoce a un hombre atractivo en el aeropuerto de Roma y tiene un affaire de una noche con él. Pasan una velada mágica en Buenos Aires. A la mañana siguiente, tres golpes secos a su puerta transforman el carruaje en calabaza. Esperanzada, antes de la catástrofe, piensa que es él, que salió a comprar medialunas, pero no: ¡Es la policía que la detiene por complicidad con un mafioso que se ha infiltrado en la Argentina!
 Al enredo que es la vida de Lucy, se sumarán policías exóticos que escuchan música y comen todo el tiempo, un abogado divorciado al que no le alcanza el dinero, una madre especialista en sobornes que busca la fama y un italiana perseguido por la mafia siciliana”.

Opinión (Cuidado con spoilers)
 Ya con que lean la sinopsis cuenta parte de la historia; pero aún así daré mi opinión… No tan civilizada como lo hago siempre.
 Veamos… Comienzo con que este libro fue escrito y publicado en Argentina. ¿Qué quiero decir? Dudo que el libro haya llegado a tierras españolas (Hasta donde yo sé), pero para las argentinas creo que aún hay ejemplares de Lucy aún en las librerías.
 En cuanto a la narración, está en tercera persona (Contado por el narrador). Pero no solo está centrado en Lucy, nuestra protagonista, sino también de varios personajes como Andrés, el abogado aterrado por tener que defender a nuestra protagonista (La cual conoció antes de metiesen en la cárcel), Crocifisso, el italiano mafioso que metió a Lucy en un flor de quilombo e incluso están esos policías de cuarta (Ejem… Rolfo) y las locas mujeres que aparecen en la historia (La madre de Lucy y Soledad, la ex esposa neurótica y gritona de Andres).
 Lo que nos trae un montón de personajes que nos dejaran tan exceptivos, muertos de risa, con que nos hagan decir “¡¿Qué demonios le pasa a este?!” y… ¿Identificación? De eso último estoy rogando de que no todos los argentinos sean como algunos personajes de aquí (Sobretodo refiriéndome a la madre de Lucy y a Soledad).
 Para que vean a lo que me refiero, voy a dejar algunas citas del libro.

 “Su hijita Clarita tenía veinte años. Soledad, cuarenta y cinco y estaba más bella que nunca. No había necesitado botox ni operaciones. Clarita enamoraba al Príncipe de Holanda o de Grecia o de Dinamarca, y Soledad se convertía en la estrella de la boda. Nadie imaginaba que la futura princesa de Holanda o de Grecia o de Dinamarca tuviera una madre tan bella. Todos los ricachones y multimillonarios se volvían locos por Soledad. Soledad, dueña de un don de gentes y una gran generosidad sentimental, les decía que sí a todos y por turnos”.
Capitulo 4, Pág. 74

 ¡Qué generosa y que cualquiera! Esta mujer solo estaría aprovechándose de su hija y se va a meter con unos cuantos ricachones… ¡Y de turno! Dios, en que sano juicio una madre solo sueña algo así. Puede que algunas puedan tener ese sueño pero no para la exageración y aprovechamiento.
 Aunque Soledad no es la única que sueña con la realeza.

 “Y ella, Reneé, que cuando eran dos pequeñuelas de jardín de infantes se las imaginaba entrando al Palacio de Buckingham, llevándola del brazo”.
Capitulo 9, Pág. 173

 Otra más y esta es la madre de Lucy y de Caty (La hermana de Lucy). Y después de quitarle las clases de baile a Caty y de no haberle llevado a Lucy a una prestigiosa escuela no se estaría quejándose como una marginada viendo como una es guarda-zoo y la otra canta en karaokes y separada de hace seis meses (Que por cierto todo un idiota el marido).
 Pero no todo se habla de realeza; también de cómo reconocen a sus conocidos. Ejemplo:

 - Te digo más: Yo te hice una extensión de mi tarjeta de American Express a tu nombre y vos nunca me la devolviste y por lo que ve el último resumen ¡La seguís usando!
- ¡Lucy, hija mía! ¡Mi amor! ¿Cómo es llegaste a este estado de perdición? Estoy desesperada. Te traía unos bollitos de canela, pero de los nervios me los comí todos.
Lucy y Reneé



 Qué manera de recordar a su hija con… ¡TARJETA DE CREDITO AMERICAN EXPRESS! ¡ESTO YA ES EL RIDICULO! Esto sí que me dejo perpleja, ojala que nunca me termine algo así en el resto de mi vida.
 Aunque también debo decir que en esta historia también echan la culpa a otro dentro del libro y pasa muy a menudo. Les doy dos ejemplos de más:

- ¿Es usted Lucía San Ambrosio?
- Sí…
- Abra. Necesitamos hablar con usted. La policía…
Lucy y los policías

 Vienen los policías, le juzgan en su sano juicio y ya la quieren meterla presa solo porque creen que se involucró con el mafioso solo por negocio. Ay dios… Me faltan que me agreguen a los policías de Los Simpson y ya quedo bien perfecto.
 Y, nuevamente por millonésima vez mencionada (Bue… No tanto), la madre de Lucy nos dice otro ejemplo de más:

- ¿Qué pasó, decime? Esto es cosa de Humberto. El no te quiso nunca, es un malviviente. Yo te dije: No te juntos con Humberto y vos fuiste y te juntaste para llevarme la contra porque son así: En el fondo parece que me odias.
- Mamá: Vos fuiste la que me dijo que Humberto era un buen partido, que un violinista es cosa fina y que hacía muy bien en casarme con él.
Lucy y Reneé


 ¡AHORA LE ECHA LA CULPA AL EX MARIDO! ESTO SI QUE ES DEMASIADO… Aunque podemos confirmar que es toda una obra maestra para meterla presa… ¡Pero en esta historia solo se aparece en cartas y en llamadas para seguir dándole dolores de cabeza a la pobre Lucy! Pero la madre, mas exagerada y se cree cualquiera y encima contradice cuando en realidad le encantaba al ex de su hija.
 Bueno, ya está. No más citas antes de que termine rompiendo esta reseña y que me vuelva loca o que vaya a Italia para aniquilar a esos mafiosos de quinta. ¡Ja! ¡Me pase! ¡Y es broma!
 En fin, la historia en sí no solo tiene toque de comedia, también tiene un… ¿Toque romántico? Vamos… Vemos recuerdos de Lucy y Humberto (Ex marido) o de Andres y Soledad (Aunque me vuelva loca esta mujer). Pero la que más me intereso fue la de Lucy y de Andres. Su relación duro meses pero creo que se haya mostrado el “romance” (Esto lo pongo entre paréntesis ya que solo veía affarie y música) que hay entre ellos”.
 Y los lugares… La autora habrá investigado algo de Italia antes de que metiese a Cross y a los mafiosos y la gorda Rosetta.
 Pero lo que no me convecino fue el final. Es decir, ¿Así como así termina el libro? Se como termino Cross (El italiano), pero el resto de los personajes como Lucy, Andres y Soledad. Pues la verdad hubiesen escrito unos capítulos más en vez de finalizarlo con el epilogo.
 En cuanto a la historia entera… Solo puedo decir que es una historia delirante, divertida y que podemos pasarla a leer por un rato y que para variar nos quieren hacernos caer de nuestros asientos y rompernos la cabeza de una y de risa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario