Translate

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Reseña: "El Club de los Corazones Solitarios" de Elizabeth Eulberg

“El Club de los Corazones Solitarios” de Elizabeth Eulberg

Editorial: Alfaguara
N° de Páginas: 335
Precio: 79 $

Sinopsis
 “Yo, Penny Lane Bloom, juro solemnemente no volver a salir con ningún chico en lo que me queda de vida.
 De acuerdo, quizá cambie de opinión dentro de unos diez años, cuando ya no viva en Parkiew, Illinois (EE.UU), ni asista al instituto McKinley; pero por el momento, he terminado con los chicos. Son unos mentirosos y unos estafadores. La escoria de la Tierra.
 Sí, desde el primero hasta el último. La maldad personificada.
 Algunos parecen agradables, claro; pero en cuanto consiguen lo que buscan, se deshacen de ti y pasan al objetivo siguiente.
 Así que he terminado.
 No más chicos.
 Punto final”.


Opinión
 Saco de mi estante El Club de los Corazones Solitarios (como lo llamo yo, The Lonely Hearts Club), comienzo a hojear las páginas de dicho libro que leí por primera vez en un día de mayo y en mi cabeza me suena una canción que escuche y lo utilicé como un soundtrack mientras leía el libro: Yesterday de The Beatles.

 Solo se me ocurrió un remedio para aliviar el dolor. Recurrí a los únicos cuatro chicos que nunca me fallarían. Los únicos cuatro chicos que jamás me partirían el corazón, que no me decepcionarían.
 John, Paul, George y Ringo.
Penny Lane Bloom

 Y con el título de la canción, comienza la historia de Penny, una chica que un día se enamoró de su amigo de la infancia y al siguiente termina con una ENORME DECEPCIÓN cuando ve que es una verdadera basura total. Por lo que dicha experiencia con el chico y unos cuantos que había salido anteriormente, ella decide formar un club que en la que consideren los chicos como “escoria” y que se centre más en los corazones rotos de las chicas. Y a partir de eso momento, el CCS (Club de los Corazones Solitarios) se convierte en una autentica revolución a medida que se suman miembros al club, las amigas de Penny y alguna que otra chica de la clase. Y por si fuera poco, el Club pone de patas para arriba todo el instituto McKinley.
 Si bien, El Club de los Corazones Solitarios no es una historia en la que encontremos romance; sino también el significado de la amistad y varias verdades tan evidentes.
 ¿Y qué verdades? Hablo como por ejemplo de que los hombres, casi la mayoría son escoria en la Tierra y otro al menos son agradables. Otra podría ser la envidia y los celos. Hay chicas que en vez de admirar el CCS, terminan insultándolas o considerándolas extrañas. ¿Y saben qué? O esas chicas son tremendamente brujas o simplemente son unas envidiosas que se creen de todo menos unas losers (En realidad, para mí son insoportables). Pero hay otra verdad que lo descubrí hasta hace poco en el libro y espero que no esté loca ante esta idea: ¿Será que los hombres también pueden ser tan machistas? Díganme loca pero en el libro parece que hay uno en específico que se muestra de esa manera.
 Por otra parte… LA AMISTAD.




 El amor no es todo en la vida. Nos puede cegar, amar e incluso terminamos siendo heridos. Y la amistad, es algo que dura y se mantiene como un lazo tan fuerte. Penny, sus amigas y su club nos muestran eso. Que a pesar en la situación en que uno se encuentra, los amigos permanecen en los buenos y en los malos momentos.
 Y por si fuera poco, nos tienen acompañados la banda The Beatles que tiene un punto muy importante en la historia y en la vida de nuestra protagonista: Sus padres son fanáticos de la banda. Sus hermanas y ella se llaman por las canciones del grupo. Y sobre todo, ella oye sus canciones y le encanta al igual que sus padres.
 Una chica muy distinta con las que me topo en las historias. No tiene un prototipo. Simplemente es solo una chica que sigue un camino en sanar su corazón.
 Por si me termina olvidándolo por completo antes de tiempo, mejor no olvido que también el romance hay en esta historia pero se muestra en el momento que menos se espera.

 El Club de los Corazones Solitarios es una historia que lo recomendaría a las chicas que sufren de amor, a las enamoradas y las que quieren sacarse una sonrisa con una citación de una canción de The Beatles. Y si fuese la chica que una vez tuvo un corazón roto, yo pensaría dos veces antes de formar The Lonely Heart Club.




No hay comentarios:

Publicar un comentario