Translate

lunes, 12 de septiembre de 2011

Reseña: "Gata blanca" de Holly Black

“Gata blanca” de Holly Black

Saga: La maldición de los trabajadores (1° Libro)
Editorial: Plaza&Janés
N° de Páginas: 285
Precio: 69 $

Sinopsis
 “No es agradable despertar a medianoche en el tejado del internado en calzoncillos sin entender cómo has llegado hasta allí…
 Sólo recuerdas que estabas soñando con una gata blanca.
 No es agradable que tus compañeros de colegio te filmen y sospechar que dentro de poco aparecerás en YouTube.
 No es agradable que te expulsen temporalmente por lo ocurrido, aunque no tengas ninguna culpa.
 Pero lo que no es nada, nada agradable es saber que mañana estarás con tu familia en casa, donde ser un chico de diecisiete años bastante normal es, precisamente, lo raro”.


Opinión (Cuidado con spoilers)
 Es la primera vez que leo un libro que tenga todo un toque dark. Hablo del hecho de que en este libro nos encontramos con la magia negra, la mafia y la estafa. Aunque se encuentran también los trabajadores, personas que tienen una maldición que les permite tener una habilidad mágica con tan solo utilizar las manos desnudas.
 Y en esta historia se centra en Cassel Sharpe, un chico que tiene un pasado turbulento y una familia dedicada al mundo de los trabajadores y de la mafia. Él no es un trabajador, siendo lo más raro viniendo de una familia tan metida en el ámbito de los trabajadores. Más bien es un mentiroso, un estafador y tiene montado su negocio de apuestas. Y mencionando a mentirosos… Él no será el único mentiroso que esconde secretos. También su propia familia los tiene y eso incluye a sus hermanos mayores, Phillip y Barron. Especialmente si todo tiene que ver con la peligrosa familia mafiosa Zacharov.
 Nos encontramos con una historia que no solo tiene aventura; también están el suspenso, la intriga y la acción. Y también el amor está presente pero a tercer plano (Ya verán a lo que me refiero después). En parte de la historia, nos introduce a este mundo tan peligroso de la mafia y la magia negra. La otra parte nos cuenta la historia de Cassel, comenzando a contar la historia con el pie izquierdo.


 “No recuerdo haber subido por la escalera que conduce al tejado. Ni siquiera sé cómo llega al lugar donde ahora me encuentro, lo cual es un problema porque en algún momento tendré que bajar, a ser posible de una manera que no implique la muerte”.
Cassel Sharpe


 Admito que no me esperaba para nada esta historia. Apartando el tema de la mafia y la magia negra, no esperaba que dentro se impliquen los asesinatos y los problemas familiares entre la familia Sharpe. Uno de los puntos más interesantes y muy claves dentro del libro, es la gata blanca de la historia. Aquel animal tendrá un papel importante al igual que Cassel en medio de una conspiración con la mafia. Y si eso no es suficiente, pues también está un tema que tiene nombre y apellido: Lila Zacharov. El nombre de la chica es relevante en la historia y también es otro punto clave por el cual Cassel sospecha el secreto que guarda su propia familia.
 Todo un misterio. Aunque también lo son los personajes. Por ejemplo: Cassel, el atípico chico que se especializa en las mentiras, muy atípico de los chicos que encuentro dentro de las novelas. O tenemos a Barron y a Phillip, uno siendo un chico frio que da miedo y el otro muestra una confianza que detrás de ella oculta algo. Y también algunos otros como la madre de Cassel (Que por cierto se me hizo insoportable y ya le tengo odio), Lila, Maura, Sam y unos cuantos personajes más.
 Y para finalizar mi reseña; diré dos cosas más.
 Primero, verán que el precio no es tan razonable si vemos la cantidad de páginas que tiene el libro. Una me pregunto si valía la pena comprarlo a pesar del precio por solo unas páginas que no superan las 300. ¿Y saben qué? Vale la pena. La historia promete y mucha más con su segunda parte.
 Y segundo y último, Gata blanca es una historia muy interesante, no típica y con un final que uno mismo se niega a tragárselo a menos que quieran seguir a Cassel y du mundo de los trabajadores.


- Necesito tu ayuda. – dice. Su voz, triste y dulce, suena como la de Lila, pero con un acento extraño, quizá el que tienen los gatos cuando hablan.
- Está bien. – digo. ¿Qué otra cosa puedo decir?
 Los demás gatos nos observan en silencio, agitando la cola y los bigotes.
- ¿Quién te ha maldecido? – pregunto, esforzándome por contener la risa.
- Tú. – dice la gata blanca.
Cassel y una gata blanca


 Así que, leyendo toda la historia, dándome cuenta que lo único que no me gusto fue ese final (Si, daba para matar a un personaje), y que encima me dejó con ganas de esperar el siguiente libro… No diré que es perfecto, pero está muy bueno.




No hay comentarios:

Publicar un comentario