Translate

miércoles, 22 de febrero de 2012

Contando (10): Día negro con choque de tren



 Justo en el día de hoy, había viajado en tren. ¿Y que creen? Había gente que murmuraba acerca de la estación Once. Yo pensé que era una demora o algo así. Eso fue hasta que llegué a casa. Descansé por dos horas; cuando me apetecía prender la tele y poner el noticiero para ver que había... ME QUEDE SIN PALABRAS.
 Lo que vi y me enteré fue que hubo un accidente en la estación Once. No sabía que decir. La verdad, me quede sin palabras. No entiendo y sigo sin entender como pudo pasar esto.
 Siento pena por las personas que están sufriendo por esto. No es justo.
 No se que más puedo decir...
 En este momento, solo puedo pensar en la preocupación que tuvo mi pareja cuando se entero por CNN sobre el incidente del tren. Me había conectado y, antes de poder saludarlo, pregunto si me encontraba bien. En todos estos años que nos conocíamos, jamas lo vi tan preocupado. No puedo olvidarlo así nomas.
 Es duro y es la realidad. La realidad es dura como una enorme muro de cemento.
 A pesar que hoy había sol, terminó pintándose de negro con las nubes incluidas en el momento que ocurrió el choque.

Como quisiera que esto nunca hubiese ocurrido.
¿Ustedes piensan igual o de manera similar?

2 comentarios:

  1. Impotencia, bronca, tristeza... y las noticias de hoy fueron horribles. Ves la tapa del Clarín y te dan ganas de llorar. Todas esas vidas truncas, todas esas personas.... Ya no viajo en el tren, pero lo hacía para ir a la facultad y al trabajo, el Roca en mi caso, pero es igual, el primer vagón, bajar rápido, conseguir asiento, cuidar tus cosas, viajar apretada contra gente que no conoces porque si esperás el próximo tren es igual, todos están llenos.
    Yo también pregunté a la gente que sé que toma el Sarmiento si estaba bien, pensando en todos los que a esa hora van a trabajar o a estudiar.
    Y sigo viendo a esa madre que recorre los hospitales esperando encontrar a su hijo y no puedo imaginar una angustia mayor que la de nos saber donde está. No me importa si hay un culpable, ni quién fue, si la falla fue humana o "el destino" así lo quiso. Ya vivimos varias de estas, la embajada, la amia, cromañon, Ecos (los chicos que iban en micro a ayudar a escuelitas del norte), el entrepiso de ese bar en palermo, el colectivo que pasó con la barrera baja el año pasado... es que no aprendemos más?

    ResponderEliminar
  2. Romina: Si seguimos así, creo que no aprenderemos nunca. Es decir, va seguir todo igual hasta que terminen dándose cuenta y eso, tal vez, ocurriría cuando sea demasiado tarde.

    ResponderEliminar