Translate

miércoles, 13 de marzo de 2013

Reseña: "El ladrón del rayo" de Rick Riordan


 “El ladrón del rayo” de Rick Riordan

Saga: Percy Jackson y los dioses del Olimpo #1
Editorial: Salamandra
N° de Páginas: 285
Precio: 98,00 $

Sinopsis
 “¿Qué pasaría si un día descubrieras que, en realidad, eres hijo de un dios griego que debe cumplir con una misión secreta? Pues eso es lo que le sucede a Percy Jackson, que a partir de ese momento se dispone a vivir los acontecimientos más emocionantes de su vida.
 Expulsado de seis colegios, Percy padece dislexia y dificultades para concentrarse, o al menos ésa es la versión oficial. Objeto de burlas por inventarse historias fantásticas, ni siquiera él mismo acaba de creérselas hasta el día que los dioses del Olimpo le revelan la verdad: Percy es nada menos que un semidiós, es decir, el hijo de un dios y una mortal. Y como tal ha de descubrir quién ha robado el rayo de Zeus y así evitar que estalle una guerra entre los dioses. Para cumplir con la misión contará con la ayuda de sus amigos Grover, un joven sátiro, y Annabeth, hija de Atenea.”




Opinión (Cuidado con spoilers)
 Hace cuatro años, cuando Salamandra había sacado el cuarto o el quinto libro (No me acuerdo bien el orden de la salida de la saga en Argentina), supe la existencia de la saga de Percy Jackson y en ese entonces estaba muy inmersa en libros juveniles románticos como La casa de la noche, Medianoche y, de a poco, me incorporaba con nuevas temáticas. Tuvieron que pasar dos años para que me interesase la saga y hacérmela de a poco. ¿Y qué creen? La pude empezar sin tener expectativas (Ni altas y bajas) y me ha encantado tanto.

 “Si eres un niño normal, que está leyendo esto porque cree que es ficción, fantástico. Sigue leyendo. Te envidio por ser capaz de creer que nada de esto sucedió.
 Pero si te reconoces en estas páginas – si sientes que algo se remueve en tu interior - , deja de leer al instante. Podrías ser uno de nosotros. Y en cuanto lo sepas, sólo es cuestión de tiempo que también ellos lo presientan, y entonces irán por ti.
 No digas que no estás avisado.”

Percy Jackson

 Pero primero que nada, tengan muy en cuenta (Sean personajes que quieran leer el libro, que lo estén por leer o que no lo hayan leído pero ya se plantean conclusiones precipitadas) es que no hagan comparaciones con Harry Potter. El hecho de que haya algunas similitudes con el primer libro de Harry Potter no significa que sea una mala copia y mucho menos que sea una historia repetida. Incluso lo he pensado mucho en este asunto y he sacado la conclusión que El ladrón del rayo, pese a esas desafortunadas igualdades y con sus diferencias, es un libro que da inicio a una historia muy distinta y original que de seguro les va a encantar si le dan una oportunidad.
 Lo bueno de esta saga son tres factores importantes: La primera es que la narración es contada en primera persona y nada menos que el mismísimo Percy. Vale, sé que es algo normal en todo libro; pero tomo en cuenta que es uno de los primeros libros que leo desde el punto de vista de un chico (Puesto que la mayoría de los libros que he leído estaban contados desde el punto de vista de una chica o en tercera persona).  Lo segundo es que este libro está repleto de aventura, acción y algo de comedia. Sé que no es nada nuevo encontrar una clase de libro así, pero con Percy es que esos momentos parecen no tener fin en cada página (Al menos cuando comienza su misión de rescatar el rayo de Zeus). Por último, y algo más evidente que cualquier cosa que he mencionado, es que libro está plagado todo acerca de la mitología griega. Sé que hay libros que dedican las historias mitológicas de algunos dioses, pero la manera en que lo describe y lo desarrolla dentro de esta saga es para alucinarse. Porque vamos… ¿Quién se puede imaginar que tu profesor de latín sea un centauro o que tu profesora de matemáticas sea una de las Furias de Hades? ¿O que parte del Olimpo se encuentre por encima del Empire State? ¿O que un semidiós puede ganarse la enemistad del mismísimo dios de la guerra? Bueno, supongo que en esta saga sucede esta clase de cosas y mejor que se acostumbren ahora que tarde.
 Eso sí, el final era algo que no me esperaba. Pero seré sincera, me alegro de que todo termine casi bien. Y cuando me refiero a “casi bien” hago referencia a que en ese momento hasta las continuaciones no todo será más fácil que digamos para Percy.

 “- Eso no va a gustarles. – Me avisó Grover. – Te considerarán un impertinente.
 Metí unos cuantos dracmas de oro en la bolsita. En cuanto la cerré, se oyó un sonido de caja registradora. El paquete flotó por encima de la mesa y desapareció con un suave <<pop>>.
- Es que soy un impertinente. – Respondí. Miré a Annabeth, a ver si se atrevía a criticarme.
 No se atrevió. Parecía resignada al hecho de que yo tenía un notable talento para fastidiar a los dioses.”

El ladrón del rayo, página 145

 Ahora que lo menciono, me queda por hablar de los personajes, que sin duda son varios. Primero que nada tenemos al joven héroe Percy Jackson, un niño de doce años que padece de dislexia y de dificultades para concentrarse o para prestar atención; pero que en realidad lo que padece es en realidad lo que le permite cumplir su función como semidiós (Puede leer las palabras del griego antiguo, que este en constante movimiento para los combates y que le permite tener un sentido más agudos que cualquier ser humano – es decir, puede ver lo que los humanos no logran ver: Los monstruos o las criaturas místicas) e igual no es el único que tenga ese problema. Por lo que aquí es la parte en que hable de otros semidioses como Annabeth, la hija de la Atenea (Una gran estratega y una chica muy difícil de lidiar al principio), Luke, hijo de Hermes (Un chico que al principio comprende la situación de Percy y que al final nos llevamos una sorpresa muy grata sobre él) o Clarisse, la hija de Ares, (Es la clase de matona que uno no desearía tenerla como enemiga y más si es una de las hijas del dios de la guerra) y un montón de personajes más que van conociendo a medida que pase la historia (o los libros). Pero no todo son los semidioses, también tenemos a los satirios, como el divertido y amable Grover, o los centauros, como el profesor Quirón. Pero si algo que tendría que fliparme a la hora de leer el libro son los dioses y la manera en que el autor los describe o los caracteriza. Aunque en ello mejor véanlo por si mismos (Miren que aparecen unos cuantos dioses en este primer libro) sea leyendo El ladrón del rayo o la novela grafica que adaptaron del primer libro.
 Uf… En todos estos años que llevo reseñando libros, nunca es fácil hablar sobre el primer libro de una saga y más cuando se trata de una muy conocida para muchos; y con Percy no fue la excepción. Pero bueno, uno siempre se tiene que esforzar para poder opinar y hablar sobre un libro que han leído.

 “- Tenemos que volver a Nueva York. – Dije. – Esta noche.
- Eso es imposible – Contestó Annabeth. - , a menos que vayamos…
- …volando. – Completé.
 Se me quedó mirando.
- ¿Volando?... ¿Te refieres a ir en un avión, sabiendo que así te conviertes en un blanco fácil para Zeus si éste decide reventarte, y además transportando un arma más destructiva que una bomba nuclear?
- Si. – Dije. – Más o menos eso. Vamos.”

El ladrón del rayo, página 253

 Será mejor que puntualice antes de que me vaya por las ramas. Veamos, ¿Qué me quedaba por decir? Ah sí, que si quieren empezar una saga que tenga mucha acción, aventura o que les encante la mitología… Pues les recomiendo al 100% esta primera parte (y en toda la saga en cuestión).


Puntuación: 4

1 comentario:

  1. Tengo la saga completa y espero poder empezarla pronto :3 No paro de leer maravillas de los 5 libros que la componen.

    Besotes ^^

    ResponderEliminar