Translate

jueves, 16 de mayo de 2013

Reseña: "Rastro" de Maggie Stiefvater


“Rastro” de Maggie Stiefvater

Saga: Los lobos de Mercy Falls #2
Editorial: SM
N° de Páginas: 425
Precio: 85,00 $

Sinopsis
 “La curación de Sam.
 La falta de transformaciones de Grace.
 Los nuevos lobos añadidos por Beck a la manada.
 El odio del padre de Isabel hacia los lobos…
 Todos los acontecimientos narrados en Temblor dejan una huella en la vida de sus protagonistas. Ahora, la segunda parte de la saga sigue el rastro de Grace, Sam e Isabel, y el de personajes nuevos tan inesperados e inquietantes como Cole. Rastro añade a la intensidad amorosa en Temblor una trama trepidante e inesperada.”




Opinión (Sin Spoilers)
 Las segundas partes siempre terminan una de dos: Mejores que el primer libro o no lo superan. En el caso Rastro pertenece a una tercera opción invisible: Que terminen a medias.
 Lo primero de todo, la trama. Después de los sucesos de Temblor… ¿Quién iba que la historia se alargaría más de la cuenta? Yo por lo visto no; pensando que no me molestaría mucho continuar con la saga de Los lobos de Mercy Falls. Pero… ¿El problema? Que parece ser que este libro sobraba muchas escenas y en una de ellas me he ganado el odio total contra unos personajes que he tenido que soportar durante toda la lectura (Aunque reconozco que en Temblor me han importado un pimiento). Digamos es la clase de personas que detesto cuando de noche a la mañana cambian radicalmente su forma de ver las cosas.

 “Esta es la historia de un chico que dejó de ser lobo y de una chica que empezó a serlo.”

Grace Brisbane

 Para el colmo, el final es tan abierto que no te deja otra alternativa más que leer el siguiente y último libro de la saga. Es de agradecer que me sorprende en como cerro esta segunda parte, aunque no puedo dejar de pensar que este libro le han sobrado páginas y que hubo momentos en que la lectura se me ha hecho pesada (No lenta).
 Y si hay algo que salva de este libro son los personajes (Bueno, casi todos). Grace sigue siendo la misma persona de siempre que en el primer libro… con la diferencia en que a ella la he visto en una faceta que no me esperaba para nada: La Grace rebelde. Luego esta Sam que sigue siendo Sam y, en todo este tiempo en que he leído los capítulos en donde se narra desde su punto de vista, no para de pensar en Grace. No se ustedes, pero me dio la sensación de que este chico y vive y respira para Grace (Creo recordar que Cole dijo algo similar). No es que no me guste, es solo que se me ha hecho un poco pesado y espero que en el último libro el chico cambie un poco de aire (A no ser que diga que es un caso perdido). También estará la querida Isabel que en más de una ocasión me ha sacado una sonrisa cada vez que leía desde sus partes dentro del libro. Me encantó cuando definió su familia como un reality show y en la cual sabía como sucedía el show. Ella si tiene un corazón de hielo.

 “Giré sobre mis talones y vi una chica. Sus ojos, azules y enormes, asomaban tras un flequillo rubio cortado a trasquilones, era muy guapa, con una belleza agresiva, y la inclinación de sus hombros indicaba que lo sabía. Me miró de arriba abajo, sentí que me estaba evaluando y que no pensaba ponerme buena nota.
 Ensayé una sonrisa.
- Hola. Perdona. Estoy desnudo.
- Ya. Encantada de conocerte. Me llamo Isabel. – Respondió. - ¿Qué estás haciendo en mi casa?”

Cole St. Clair & Isabel Culpeper

 Sin embargo, aparecerá un personaje tan fundamental como importante en el desarrollo del libro y hará sacar de quicio a más de una ocasión a la princesa de California: Cole; un chico que quiere convertirse en lobo para “olvidarse” de su pasado. Admito que de todos los personajes, él es el que me llamaba más la atención (Junto con Isabel). Aunque además, tenemos más personajes a mencionar, pero prefiero no decir mucho que digamos (Entre ellos, dos personajes más que termine odiando y que de seguro seguiré odiando después de lo que pasó).
 Bueno, Rastro no supera a Temblor. Pero hay partes del libro que lo compensan y otras no; así que este libro es pasable después de todo. Por lo menos no me aburrí del todo.
 Sé que hay varios que deben haber empezado a leer esta trilogía y que ya deben haber terminado con Temblor; así que les sugiero que no se agarren con muchas expectativas con esta segunda parte. Es la clase de libros que puedes terminar aburriéndote o simplemente lo termines disfrutando por los cuatro personajes principales.
 Así que adelante y sigan el rastro de esta saga.
 Ah… Una cosa más:

 “- ¿Tu qué crees? – Respondió Isabel. - ¿Qué te parece que estoy haciendo con un chico desnudo en esta casa? ¿Recuerdas que el doctor Narizotas te dijo que podía empezar a montar numeritos si seguíais pasando de mí? ¡Pues eso es exactamente lo que estoy haciendo, mamá! ¡Mira mi numerito! ¡Espero que lo estés disfrutando! No sé por qué te empeñas  en que vayamos al psicólogo si ni siquiera escuchas lo que dice. ¡Así que adelante, castígame por tus errores!”

Isabel Culpeper

 Tenía que ponerlo. Me encantan las citas en las que está Isabel.


Puntuación: 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario