Translate

viernes, 29 de abril de 2016

Es hora de decir adiós a esta guarida

 Han pasado casi dos años desde que escribí mi última entrada en el blog y en ese momento estaba pasando por un doloroso momento y no quise dar tantas explicaciones al respecto. Y como en ese entonces no me encontraba en condiciones para escribir una sola entrada habitual en el blog, pues ahí fue donde decidí anunciar esa "pausa indefinida" hasta que todo regresase a la normalidad y que todo haya sido agua pasada.
 No fue así.
 En septiembre la pesadilla se había acabado y todo había vuelto a su cauce normal. Salvo por un par de cosas y una de ellas, que es la que me concierne ahora mismo, fue en mi no retorno al blog. Admito que he intentado escribir una entrada de regreso a la bloggosfera, pero, sinceramente, cada vez que entraba siempre terminaba sintiendo un ambiente triste en mi propio blog que al final decidía posponer la entrada para otro día.
 Así fue durante los últimos meses del 2014.
 Para el 2015 no quise regresar. El blog, de alguna manera, me traía malos recuerdos y para entonces, aprovechando que había abandonado la UBA hace tiempo, quería todo ese año para meditar sobre el futuro sin tener que caer en la tristeza o en la desesperación. Tampoco quería pasar otro año lleno de malos momentos como me pasó en el 2014.
 Y ahora, en este 2016, las cosas cambiaron bastante.
 Volví a estudiar. Ya casi se cumplirán tres semanas desde que empecé en la Universidad de Arte y la carrera que estoy estudiando es fabuloso. Retome los escritos, aunque sea de a poco, que había abandonado hace dos años. Empecé a escribir las reseñas en mi cuenta de Goodreads para continuar dando mi opinión sobre mis lecturas. Continuaba leyendo. Todo parecía volver a la normalidad habitual. Excepto una cosa: el blog.
 En los primeros días del 2016, por primera vez dentro de ese lapso de tiempo ausente en la bloggosfera, sentí deseos de regresar al blog. No me bastaba con escribir los reviews en Goodreads y necesitaba expresarme más a mis anchas en un espacio propio. Por lo que en estos últimos meses estuvo viendo, mientras hacia todos los tramites de la universidad y hacía mi vida normal, como iba a regresar a la bloggosfera.
 Pensaba en volver a escribir en este blog, por donde todo comenzó; pero me di cuenta que si escribía aquí mi regreso sería como si fuera un regreso común y corriente, como si este largo tiempo hubiera sido tan corto. Y no lo siento así. Además, veía el blog y me di cuenta del desastre que se había convertido. Lo que veía no era lo que tenía en mente en un principio cuando di mis primeros paseos en blogger. Creo que hubo un momento en que todo se me subió a la cabeza con eso de las editoriales, del reconocimiento y un largo etcétera de cosas que no me acuerdo ahora mismo y mi blog se desvió.
 A todo esto, decidí que iba a regresar a la bloggosfera... Pero no en la La guarida de Ulrica.
 Decidí empezar de nuevo, desde cero, en otro espacio del cual deseo que no termine desviándose como me pasó con este blog. Quiero hablar de libros, de manga y de alguna cosa de otra en mi propio espacio personal a mis anchas y sin la intención de que se me suban las nubes en la cabeza.
 Por eso empecé a crear el nuevo blog de a poco. Casi lo tengo terminado de no ser por un inconveniente de último momento por el nombre del blog; del cual decidí cambiarlo por motivos personales. Calculo que para el mes de mayo ya estaría activo el blog y dando sus primeros pasos.
 En cuanto a este blog es momento de decirle adiós. Fueron unos tres años desastrosos, divertidos y locos en manejar esta Guarida. He conocido personas y blogs que valen la pena seguir. Sinceramente, no sé como estarán las cosas en la bloggosfera pero me imagino que habrá cambiado tanto (y espero que no para mal).  Reconozco que no he sido una persona tan organizada y prolija a la hora de escribir las entradas y publicarlas. Hay que reconocerlo: era un completo desastre. Pero aún así me divertí mucho en escribir en mi Guarida.
 En cuanto al otro blog (sin "nombre oficial" todavía), si quieren conocerlo o seguirme desde ahí, solo diré que estén atentos a mis publicaciones de Twitter o en la página de Facebook (que seguramente voy a terminar cerrándolo al poco tiempo que empiece con el otro blog), que ambos sitios publicaré oficialmente el link del blog.
 En cuanto La guarida de Ulrica or el momento lo voy a seguir conservándolo pero más adelante seguramente voy a terminar borrando el sitio. Les doy gracias a todos a los que siguieron mi blog y me acompañaron desde un principio a pesar de todos los desastres ocasionados por esta servidora a la hora de publicar entradas y hacer malabarismos por doquier.
 Ahora si es momento de decir "Adios" a la Guarida, decir "Hola" en mi nuevo espacio y decir "Hola de nuevo" a toda la bloggosfera.
 Hasta siempre, La Guarida de Ulrica.